Freelance is better…

Posts Tagged ‘sobre mi

Prólogo

Últimamente, cuando me preguntan “hey, cómo va la chamba?” (entiéndase chamba como trabajo o laburo), respondo lo mismo “todo mundo se ha puesto las pilas, todos quieren empezar un nuevo proyecto y todos lo quieren para ayer…

Tener más clientes con los que trabajar es bueno, realmente bueno, pero muchas veces resulta dificil soportarlo siendo un freelance (o en mi caso un equipo de dos y aveces 3 freelancers). Recuerden que no solemos cargar con un gran cartera de clientes, solo las necesarias para vivir bien.

Pero la oportunidad está ahí y las alternativas son “aprovecharlas” o “continuar como un freelance, ganando bien y con pocas preocupaciones“.

¿Qué pasa si las aprovecho?

La primera alternativa significa formar una empresa y convertirte en un líder de un equipo, para abastecer a todos los nuevos clientes que se vienen. ¿Existen beneficios?, la verdad muchos:

Beneficios

  1. Tu talento se hace mayor y resolver problemas se te hace más fácil
  2. Puedes ir por los peces gordos, es decir alcanzar a trabajar en aquellos grandes proyectos o con aquellas grandes empresas con las que antes no podías, ya que, como freelance eras considerado muy pequeño.
  3. Puedes tomarte vacaciones!!!, en verdad, como freelance también puedes hacerlo semanalmente. La única diferencia, es que ahora son pagadas.

Riesgo

Sin embargo, pasar de un freelance a cabeza de un equipo y dueño de un negocio, no es una tarea fácil. A decir verdad es una de las cosas más difíciles de hacer. Las probabilidades de fallar son muy altas. Muchos freelos o freelancers que intentan expandirse y comenzar a contratar trabajadores, se topan con problemas financieros en pocas semanas de haber comenzado; aveces llegando a la necesidad de desintegrar el equipo y volver a ser uno solo para intentar salvar la empresa o buscar una salida de urgencia con clientes grandes que puedan mantenerlos.

¿Porqué sucede esto?

Las probabilidades de fracaso son tan altas, ya que cada vez que contrates a un nuevo trabajador, observarás una gran caída en tus ingresos antes de ver las ganancias. Y la mayoría de freelancers se lanzan a formar una empresa sin antes haber planificado esta caída natural.

1. Problemas financieros. Una vez que contrates a tu primer miembro del equipo (trabajador de tu empresa), tus gastos generales se incrementarán, ya que tendrás que pagarle un salario (mensualmente y sin peros). Y probablemente te tome unas semanas encontrar nuevos proyectos para este muchacho. Así que estarás drenando dinero de tu caja las primeras semanas.

2. Problemas de entrenamiento. Esto quiere decir que deberás gastar tiempo formando al nuevo trabajador para seguir tus reglas, procedimientos y tu propio sistema. Así que, aunque hayas contratado al nuevo trabajador para ahorrarte tiempo, las primeras semanas será todo lo contrario!

¿Cómo pasar las caídas y tener éxito?

Lo siguiente te servirá para pasar de un Freelance a dueño de negocio sin tropezar en el intento. Ojo, lo siguiente te ayudará sólo a tener éxito en la transición, luego, tendrás que mantenerte por ti mismo en tu empresa.

Mentalidad de éxito

Cuentan que durante la fiebre de oro en California, Estados Unidos, existió una leyenda. Se trata de la historia de una persona que cavó y cavó para encontrar oro. Cavó hasta llegar a los 99 metros de profundidad bajo la tierra. Sin embargo, no encontró nada. Por lo tanto se dio por vencido. Después alguien vino y encontró oro a los 100 metros, solo después de cavar un metro adicional.

Sirve de mucho mantener esta historia en mente cuando pasas de ser un freelance a ser propietario de empresa. Te enfrentarás a montones de problemas una vez hayas contratado a tu primer trabajador y querrás dejarlo y volver a cómo las cosas eran antes. Pero si perseveras, podrás encontrar oro a tan pocos metros también.

Solución al entrenamiento

Planifica antes de contratar a alguien.

Abraham Lincoln es conocido por su frase “Si tengo 6 horas para cortar un árbol, me gastaría las primeras 4 en afilar el hacha”.

Si preparas el material de entrenamiento para los nuevos trabajadores, te ahorrarás bastante tiempo, reducirás aquellos momentos de caída en ganancias y pronto estarás disfrutando de los beneficios del nuevo integrante.

Crea mapas de procesos para tus nuevos trabajadores antes de contratarlos. Estos mapas servirán de guía paso a paso para que ellos la sigan dependiendo de las situaciones en las que se encuentren.

Las cadenas de comida rápida como McDonalds tienen una de las tasa de rotación de empleados más altas  en todas las industrias. Pero aún así, producen comida que sabe igual en cualquier lugar del mundo donde la pruebes. Y eso es porque gastan mucho esfuerzo en crear mapas de procesos que definen exactamente lo que un nuevo empleado tiene que hacer

También puedes hacer uso de vídeos para indicarle al nuevo empleado “¿cómo hacer?” cada tarea dentro de tu empresa.

Solución a problemas financieros

Planea a futuro para prevenir crisis financieras. Es una buena práctica que, 3 meses antes de contratar a un nuevo empleado, comiences a ahorrar de 15% a 25% de tus ingresos. Esto te vendrá de mucha ayuda cuando te topes con la caída natural del flujo de ingresos luego de contratarlo.

También ayuda si contratas a los nuevos empleados en periodos de prueba o prácticas como lo llamamos acá. Ya que, si las cosas con él no funcionan como lo esperabas, puedes dejarlo ir sin necesidad de haber gastado tanto.

Encontrando nuevos proyectos

Asegúrate que tienes nuevos proyectos en cola antes de contratar a un nuevo trabajador. El mejor momento para contratar a alguien es justo después de haberte hecho con un gran proyecto que te pagará por anticipado o en cuotas. De esta manera no afrontarás grandes caídas financieras.

Pero es inútil esperar y esperar hasta que te llegue un gran proyecto para recién empezar a expandirse. Así que si no tienes uno en cola, asegúrate de tener un sistema de venta que pueda escalarse, es decir que “si contratas a más gente, podrás abastecer más rápidamente a tus actuales clientes y por tanto el dinero ingresará más rápido, generando más ganancia”. Luego de esto crea una lista de clientes potenciales que puedan querer contratarte.

No contrates a nuevos trabajadores si tu negocio no es escalable (a veces un cliente no planea los proyectos para ti con la misma rapidez con la que tu trabajas para él) o si no tienes un gran proyecto o posibles clientes en cola. Recuerda que necesitas aumentar del flujo de ingresos antes de contratar a alguien. De otra manera las caídas financieras volverán situaciones difíciles para ti cuando contrates a tus primeros trabajadores.

¿Acaso vas a formar una empresa?

La verdad es que existe la posibilidad que sí. Pero nada es seguro por ahora, aún estamos evaluando los beneficios y posibles desventajas. En caso nos animemos a formarla, probablemente nos tome un poco de tiempo. Si haz leído el artículo por completo te darás cuenta que todo se resume en “planificación”. Así que en ese caso me tomaré la planificación en serio.

El artículo original (inglés)  dentro de este post ha sido escrito en FreelanceSwitch por Ankesh Kothari, un freelance convertido en empresario con sus 14 sitios webs en funcionamiento. Bloguea en Nontoxin (inglés)